martes, 7 de agosto de 2007

Sistema Integrado de Gestion Financiera (Sigef) Republica Dominicana

El SIGEF, un paso decisivo hacia la modernización del Estado
El reciente traspaso del manejo de la deuda externa desde el Banco Central a la Secretaría de Hacienda, dispuesto por el presidente de la República, constituye un paso adelante en el camino que conduce a la modernización, eficiencia y transparencia del gasto público, a través del Sistema Integrado de Gestión Financiera (SIGEF).
Este sistema, además de los objetivos señalados, permitirá ofrecer a la comunidad una mayor transparencia en la gestión financiera pública, a cuyos datos, completos y actualizados, tendrá acceso a través de la red de Internet.
"El SIGEF implica un cambio en la cultura administrativa y organizacional, debido a que plantea que la programación, ejecución y evaluación del presupuesto, debe realizarse vinculando las necesidades a ser atendidas de la sociedad con los recursos financieros disponibles", resalta un documento elaborado por los técnicos de la Secretaría de Finanzas que trabajan en su ejecución.
El sistema está diseñado sobre la base de los principios de centralización en el dictado de normas y metodología y la descentralización de carácter operativo, la integración de los subsistemas de Presupuesto, Contabilidad, Tesorería y Crédito Público, la actualización del marco normativo vigente, la modernización del control gubernamental y el uso de tecnología informativa de punta, que permitirá registrar las transacciones desde los puestos de trabajo.
Todos estarán integrados a una red que permitirá su interacción. El Centro de operaciones fue construido de acuerdo a los estándares internacionales, relacionados con la habilitación de instalaciones temáticas para abrigar sistemas de información de misión crítica.
Dirigido por María Felisa Gutiérrez, el programa se desarrolla con un financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo y el gobierno dominicano y con la asesoría del técnico de La Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo, Jacques Baert.
RÁPIDOS, COMPLETOS Y SEGUROS
El traspaso del manejo de la deuda a la Secretaría de Finanzas se produjo dentro del programa de ejecución y en el marco de un acuerdo en diciembre pasado entre ambas entidades. Ya el soporte técnico y humano que se viene preparando desde hace meses, está listo y aunque es alimentado y mejorado cada día, ya las condiciones están dadas para iniciar su labor.
El economista José Alfredo Guerrero, consultor del Banco Interamericano de Desarrollo, asignado a la Secretaria de Finanzas para este proyecto, explica que ya toda la plataforma tecnológica para el manejo de la deuda está lista. Actualmente contiene todos los datos referentes a la deuda externa e interna cortados al 31 de junio.
Sin embargo, se espera que para esta semana y con el trabajo coordinado de los técnicos de la Secretaría de Finanzas y los del Banco Central, los datos estén actualizados al día, a partir de esta semana.
El SIGEF, comenzó a ejecutarse hace varios años. Y es que, explica Guerrero, las finanzas del gobierno son iguales a las de una empresa privada y deben ser manejadas como tal. Es por ello que se manejarán con un criterio unificado Tesorería, Contabilidad, Crédito y Presupuesto.
El proyecto es una iniciativa del primer período de gobierno del doctor Leonel Fernández, basado en una propuesta del Banco Interamericano de Desarrollo. Fue aprobado e iniciada su ejecución por el gobierno de Hipólito Mejía.
El programa de computadora que se aplica elaborado por personal local, con asesoría internacional, dispone de los cuatro módulos que concentra el SIGEF, es decir, Tesorería, Contabilidad, Crédito Público y Presupuesto.
En el caso del crédito público, hasta ahora se ha manejado de forma muy dispersa, con una gran cantidad de cuentas que hacen difícil el manejo, e incluso, debido a este problema, el gobierno tiene dinero disponible ocioso.
A esto se une el hecho de que, siendo la Secretaría de Finanzas la que recauda los recursos para los gastos del gobierno, debía traspasar al Banco Central el 40% de sus recursos, que constituye el servicio de la deuda, para que lo maneje.
Con la aplicación del decreto presidencial que unifica en la Dirección General de Crédito Público, todo lo que tiene que ver con deuda del Estado, ya sea pública o privada, del gobierno central o descentralizado, el manejo de la misma será mucho más coherente, actualizado y efectivo.
A su juicio, con el trabajo conjunto de los técnicos de la Secretaría de Finanzas y los del Banco Central, la base de datos para el manejo de la deuda, que ya está montada y con los datos activos hasta el 30 de junio, se podrá poner al día y montar la nueva Dirección para que esté lista el primero de octubre, fecha en la que debe arrancar.
Ya en la Secretaría de Finanzas se identificó el espacio físico donde se instalará la Dirección y se comenzó a laborar para su habilitación.
Guerrero, quien además de su larga experiencia como economista, ha viajado a Europa para recibir entrenamiento sobre los programas de manejo de deuda, labora en cooperación estrecha con Baert y en el perfeccionamiento y actualización de la base de datos.
El departamento cuenta, además, con un equipo joven y bien formado, que recibe entrenamiento constante para el majo del programa.
José Alfredo Guerrero plantea que en pocas semanas la base de datos, con toda la información relacionada con la deuda pública y su manejo, estará disponible en la red de Internet, ya que es información pública, a la que todos tienen derecho a acceder.
El funcionario realizó una demostración de cómo funciona la base de datos, que es capaz de ubicar y organizar cualquier información relacionada con la deuda, ya sea basada en el acreedor, deudor y el número de préstamo.
MÁS REFORMAS
La reforma del sistema financiero oficial será consolidada mediante la aplicación de cuatro leyes, cuyos proyectos ya están en el Congreso Nacional. Estas son:
- Ley de Presupuesto, que busca fortalecer la definición y objetivos de la gestión pública. Se asigna mayor énfasis al seguimiento y control de la política fiscal e incorporando ONAPRES al redil de la Secretaría de Finanzas.
- Ley de Tesorería. Incorpora el criterio de gerencia financiera en esta dependencia, promueve la modernización del sistema de recaudación y pago de recursos públicos, con recursos modernos, como las trasferencias electrónicas de fondos, la cuenta única del Tesoro, la conciliación automática de cuentas bancarias y la programación financiera.
- Ley de Crédito Público, que establece el marco regulatorio para la obtención de recursos del crédito en las mejores condiciones y costo y oportunidades para el país y para ejercer un adecuado control sobre las obligaciones del Estado, evitando el endeudamiento irresponsable.
- Ley de Compras y contrataciones, que establece un marco legal para el proceso de compras y adquisiciones del Estado, para que sea transparente y eficiente e incentive la participación equitativa de los suplidores nacionales e internacionales.
- La Ley de control interno, que establece el proceso de control interno